Noticias

Probióticos la solución a tus problemas de piel

Cuidar las bacterias” buenas” que forman parte de nuestro organismo y nuestra piel, es decir, nuestra microbiota, es de vital importancia para que esta luzca sana, hidratada y joven durante más tiempo.

La contaminación y otros factores alimentarios, se ha convertido en uno de los peores enemigos de nuestra piel. Debido a esto los esfuerzos ahora se centran en las diferentes soluciones para reforzar las defensas naturales de la piel, para hacerle frente a la polución y otros factores que la sensibilizan y la estropean.

Más de la mitad de nuestro cuerpo está formado por bacterias, estas tienen gran influencia en la salud y el aspecto de nuestra piel, en nuestro cabello e incluso en nuestro estado de ánimo, por tanto, la ingesta de probióticos, pueden hacer que nos sintamos mejor por dentro y por fuera.

 

¿Cómo ayudan los probióticos a la piel?

El lactobacilus es un probiótico activo, indispensable para reequilibrar la microbiota cutánea que pueden desregularse con mucha facilidad tras cambios hormonales, picos de estrés o tras la ingesta de antibióticos.

Los probióticos contribuyen al aumento de “bacterias útiles” que restauran y mantienen las defensas de la piel y el Ph y, además, reducen la sensibilidad y las inflamaciones.” si la piel pierde sus bacterias buenas que la mantienen protegida, muy seguramente, reaccione mal.

La protegerla de la radiación solar (responsable del 80% del fotoenvejecimiento), ayudan a combatir los radicales libres, causantes de la aparición de arrugas, aumentan la producción natural de colágeno y previenen la aparición de manchas.

Consumiendo probióticos mejoras y previenes muchas afecciones de la piel, aquí te nombramos algunas de ellas:

 

Cicatrización de heridas

Recurrir a los probióticos puede ser útil cuando nuestra piel sufre una lesión o herida, al suceder esto se inicia un proceso inflamatorio, que ayuda a evitar infecciones y que inician el proceso para la regeneración y cicatrización de la herida.

 

Dermatitis atópica

Es una enfermedad de la piel de origen inflamatorio, que produce picores intensos y sequedad dérmica. Afecta entre el 5 % y el 20 % de los niños y algo menos a los adultos, entre el 1 % y el 3 %. En el 60 % de los casos los primeros brotes se manifiestan durante los dos primeros años de vida, a menudo en los primeros meses, y en el 90 % de los casos durante los primeros 5 años de vida.

 

Psorisis

La psoriasis se produce por el crecimiento descontrolado y demasiado rápido de nuevas células epidérmicas. Esto provoca la aparición de manchas rojas cubiertas por costras blanquecinas, especialmente en el cuero cabelludo, en los codos, las rodillas y la espalda. Estas manifestaciones se acompañan muchas veces con picores de vario tipo, eritemas, erupciones cutáneas, manchas, inflamaciones.

 

Acné vulgaris

El acné es una enfermedad de la piel, que mejora notablemente cuando cuidamos nuestra flora intestinal, este problema epidérmico que aparece al inflamarse las glándulas sebáceas provocando la aparición de espinillas y granos.

 

Para terminar…

Mantener y reforzar las defensas de la piel, usando probióticos de origen natural, bien sea consumiéndolos o de manera tópica, ayudan considerablemente a la piel, a reducir la sensibilidad, la inflamación, mantener su hidratación natural, logrando un aspecto sano y fresco.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *