Noticias

Cómo cuidar la microbiota intestinal

¿Qué debemos incluir en la alimentación para cuidar de la microbiota intestinal?

Priorizar los alimentos de origen vegetal. Consumir frutas y verduras variadas cada día. Aportan polifenoles con función antioxidante y que sirven para mejorar la composición de la microbiota y la función intestinal.

Seguir una dieta rica en fibra soluble ya que promueve el crecimiento y la actividad de bacterias beneficiosas por su efecto prebiótico. Se encuentra de forma natural en alimentos como el ajo, la cebolla, el puerro, los espárragos, las alcachofas, los tomates, los plátanos, las ciruelas o las manzanas; en cereales como el salvado y en frutos secos como las almendras.  O productos integrales como la pasta, el arroz o el pan.

Consumo de probióticos

Los probióticos son bacterias vivas que sobreviven a la digestión y llegan hasta el colon para influir positivamente en nuestra microbiota intestinal.

¿Qué debemos moderar para cuidar la microbiota?

Reducir el consumo de grasas saturadas y azúcares simples: dulces, bollería, bebidas azucaradas, carnes rojas, embutidos, alimentos ultraprocesados, que son ricos en aditivos, emulgentes y pobres en fibra. Además, promueven una microbiota menos variada y menos saludable con predominio de bacterias más putrefactivas. Mantener tu sistema digestivo saludable es una forma de cuidar tu microbiota.

Mantener sano tu Sistema Digestivo

Consume aceite de oliva

El ácido oleico que se encuentra fundamentalmente en el aceite de oliva mejora la función pancreática y aumenta la absorción de minerales. Incluido en la dieta de forma habitual, reduce la acidez del estómago, retrasa su vaciamiento y parece tener efectos antiinflamatorios. Dos cucharadas de aceite de oliva contienen el 60% de la vitamina E diaria recomendada, con los beneficios antienvejecimiento que ésta aporta. Además, tomar dos cucharadas de aceite de oliva crudo en ayunas actúa como laxante.

Toma fibra

La fibra vegetal, sobre todo la insoluble, retiene agua en la porción final del intestino grueso. Esto hace que las heces tengan una consistencia más blanda, lo cual facilita la defecación. La cantidad recomendada es de unos 30 g. al día. El exceso de fibra favorece el estreñimiento y la flatulencia.

Consume cada día cinco porciones de frutas y verduras

Aportan agua, fibra y vitaminas y minerales. Además la pectina (manzana), mucílagos (higos, borrajas) y almidón (arroz, patata, pan) de estos alimentos protegen la mucosa intestinal. Las frutas y vegetales son la mayor fuente de antioxidantes y son uno de los pilares de la dieta mediterránea.

Vita Biosa: Bebida Probiótica

Vita Biosa es un probiótico natural libre de azúcar, gluten y lácteos lo que convierte esta bebida pribiótica en una fuente de beneficios para la microbiota intestinal.  Otros probióticos vienen en cápsulas y no pueden ser tomadas por bebes ni adultos mayores. Y hay otros  que no son totalmente naturales ya que contienen sustancias químicas que a largo plazo son nocivas para la salud. Al ser Vita Biosa un producto líquido  ayuda a crear una mayor absorción en el organismo y a asimilar mejor los alimentos y suplementos que se consumen diariamente.

Fuente:

https://www.biocodexmicrobiotainstitute.com/es/intestinal

https://www.lechepuleva.es/bienestar-digestivo/como-cuidar-sistema-digestivo

2 thoughts on “Cómo cuidar la microbiota intestinal

  1. hector dice:

    la hora mejor de tomar vita biosa de una sola toma

    1. Ventas Biosa Colombia dice:

      Hola Héctor, se puede tomar una copita en la mañana y la otra en la noche o en una sola toma, antes o después de las comidas, según preferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *