fbpx

Vive en armonía con tu cuerpo

SIN CONSERVANTES, SIN AZÚCAR, SIN GLUTEN NI LACTOSA, 100% NATURAL

Vita Biosa Probiótico y su fórmula 100% natural es un producto fermentado que contiene una mezcla única de 8 cepas probióticas y 19 hierbas aromáticas que ayudan a tu cuerpo a crear una barrera contra agentes tóxicos, a regular el tránsito intestinal y normalizar la microbiota alterada

Con vita biosa puedes prevenir

Gastritis

Enfermedades Inflamatorias

Aumento de gases

Infecciones Urinarias

Sensibilidad o alergia a alimentos

Estreñimiento

Colon Irritable

Enfermedades Respiratorias

Beneficios de tomar Vita biosa

8 cultivos de bacterias vivas

19 hierbas orgánicas

Vita Biosa Bebida Probiótica

Si quieres tener una microbiota intestinal  balanceada y una buena digestión, toma 2 copitas de Vita Biosa Probiótico todos los días!

100% Natural

VITA BIOSA
SABOR NARANJA

Si tus favoritos son los cítricos, está combinación con naranja te va encantar.

VITA BIOSA
SABOR LULO

Sabor refrescante y explosivo de Lulo y de nuestra fórmula probiótica.

VITA BIOSA
SABOR NATURAL

Disfruta nuestra fórmula probiótica sabor natural para cualquier hora del día.

VITA BIOSA
SABOR FRESA

El sabor dulce de las fresas con la frescura y energía de nuestra fórmula probiótica.

testimonios

Preguntas frecuentes

¿Tiene alguna contraindicación?

Vita Biosa al ser un producto totalmente natural no tiene ninguna contraindicación.

¿Quiénes lo pueden tomar?

Puede ser tomado por todas las personas, desde niños lactantes hasta el adulto mayor.

¿Cuál es la dosis recomendada?

La dosis recomendada son 30 ml diarios (equivalentes a dos copitas), se puede tomar una copita en la mañana y la otra en la noche o en una sola toma, antes o después de las comidas, según preferencia. La copa dosificadora la encuentras en la tapa de nuestro producto.

¿Al cuánto tiempo se siente una mejoría?

VITA BIOSA tiene un rápido efecto, la mejoría es casi inmediata, esto depende del organismo de cada persona y la afección que padezca.

¿Para qué sirven las hierbas en Vita Biosa?

Las hierbas tienen un enorme efecto en la salud del cuerpo humano y ayudan a procesos digestivos y a procesos inflamatorios.

¿Por cuánto tiempo se debe tomar Vita Biosa?

Se recomienda tomar  por un período mínimo de 3 meses, pero lo ideal es que haga parte de la dieta diaria para que tu cuerpo se siga beneficiando.

¿Cuál es la diferencia con otros productos probióticos o con otros que ofrecen los mismos beneficios?

Vita Biosa es un probiótico natural libre de azúcar, gluten y lácteos y eso lo diferencia de los yogures.  Otros probióticos vienen en cápsulas y no pueden ser tomadas por bebes ni adultos mayores. Y hay otros  que no son totalmente naturales ya que contienen sustancias químicas que a largo plazo son nocivas para la salud. Al ser Vita Biosa un producto líquido  ayuda a crear una mayor absorción en el organismo y a asimilar mejor los alimentos y suplementos que se consumen diariamente.

¿Hay alguna contraindicación con las embarazadas y madres lactantes?

No hay ninguna contraindicación, se recomienda consultar con su médico si tiene alguna duda.

¿Hay algún éxito con el cáncer?

Cada día se realizan más estudios relacionados con probióticos y cáncer. Se sabe que puede utilizarse como terapia coadyuvante en muchos tipos de cáncer y además como recurso para la prevención de infecciones durante las cirugías oncológicas. Además es excelente para fortalecer el sistema inmune.

¿Pueden los diabéticos tomar VITA BIOSA?

Si pueden tomar Vita Biosa, ya que no hay remanente de azúcar luego del proceso de fermentación.

¿Al ser Vita Biosa un producto acido, me puede generar gastritis?

No, a pesar que Vita Biosa es un producto ácido, una vez entra al organismo ayuda a regenera  la mucosa intestinal. La función de los microorganismos es proteger la microbiota de agentes externos como algunos alimentos y sustancias dañina creando una barrera protectora. Para evitar la sensación de acidez se recomienda tomarlo después de las comidas.

¿Puedo combinar o tomar Vita Biosa con antibióticos o drogas de prescripción?

Vita Biosa es un producto totalmente natural, no afecta en nada tomarlo junto con medicamentos. La recomendación con los antibióticos es tomarlo antes de iniciar el tratamiento para preparar la flora intestinal y después para reconstituirla. Si no se quiere parar la toma de Vita Biosa se recomienda tomarlo espaciado, es decir, tomar los probióticos a una hora diferente del antibiótico. Tener en cuenta que el antibiótico mata al probiótico.

¿El producto necesita refrigeración?

Una vez abierto no es necesario refrigerar, se recomienda almacenar en un lugar fresco y lejos de la luz solar.

¿Puedo combinar o tomar Vita Biosa con antibióticos o drogas de prescripción?

Vita Biosa es un producto totalmente natural, se puede tomar paralelo con medicamentos. La recomendación con los antibióticos es tomarlo antes de iniciar el tratamiento para preparar la flora intestinal y después para reconstituirla. Durante el tratamiento se recomienda tomar Vita Biosa a una hora distinta de la toma del antibiótico.

¿A qué se debe el sabor fuerte de Vita Biosa?

Vita Biosa es un producto fermentado por lo que tiene un sabor fuerte y un poco ácido. Lo puedes tomar puro o diluido en tus bebidas favoritas.

Los probióticos son microorganismos vivos, los más comunes son los lactobacillus que permiten activar la microbiota intestinal; y en casos de alteraciones de la flora intestinal tiene un efecto de equilibrio. Algunos estudios realizados en los últimos años han logrado evidenciar las bondades de los probióticos en la salud femenina.

La vaginitis y vaginosis son dos de las infecciones vaginales más frecuentes en las mujeres, investigaciones realizadas advierten que la pérdida de lactobacillus aumenta el riesgo de desarrollar infecciones urogenitales como las antes mencionadas. son el segundo motivo de consulta de origen infeccioso en la Atención Primaria de Salud. Se calcula que más del 50% de las mujeres las padecen a lo largo de su vida, y que un tercio de esas se convertirán en recurrentes, si no se toman las medidas necesarias.

¿Cómo ayudan los probióticos a la salud femenina?

Las infecciones urinarias son producidas frecuentemente por gérmenes oportunistas que forman parte de la microbiota autóctona de las personas. Los probióticos ayudan a regular los niveles de microorganismos y eliminan las bacterias que provocan estas patologías.

Los probióticos traen múltiples beneficios para la salud femenina, no solo vaginal sino intestinal. Sin embargo, es importante que la procedencia de estos sea natural, para que no exista ningún tipo de riesgo.

 

¿Las embarazadas pueden tomar probióticos?

 

Los estudios afirman que el uso de productos probióticos durante el embarazo son benéficos tanto para la madre como para él bebe. Puesto que desde el primer al tercer trimestre del embarazo se produce un cambio en la composición de los microorganismos de la vagina que conlleva una disminución de los lactobacilos predominantes, esto puede disponer un sobrecrecimiento de microorganismos anaerobios asociados a la vaginosis bacteriana, situación que incrementa el riesgo de partos pretérminos y abortos espontáneos.

El consumo de probióticos naturales no solo en mujeres en edad fértil, si no en todas las mujeres, son en sí un descubrimiento benéfico que hace querer incluirlos en la dieta diaria.

 

El amor propio es la aceptación, el respeto, las percepciones, el valor, los pensamientos positivos y consideraciones que tenemos hacia nosotros mismos y que puede ser apreciado por quienes nos rodean.

Nadie tiene la responsabilidad de completar lo que nos falta. El amor propio depende de nuestra voluntad para querernos, no de quienes están a nuestro alrededor ni de las situaciones o contextos en los cuales no desenvolvemos.

Nos corresponde a nosotros encontrarnos y actuar conforme a lo que nos sucede en nuestro interior. Debemos promulgar los mismos valores que sentimos como propios y trabajar por escucharnos y fomentar nuestra autoestima.

 

La autoestima

Reconocernos, valorarnos, respetarnos, aceptarnos y superarnos cada día forma parte de nuestra autoestima. Si no sentimos amor propio entonces será muy difícil tener una alta autoestima.

la autoestima y el amor propio están presentes en todo lo que hacemos. Son ingredientes muy importantes para gozar del bienestar psicológico, es como ese ingrediente secreto que le añade el cocinero a todas las recetas, el mismo que le añadimos nosotros a todas nuestras acciones.

La autoestima se puede mantener y alimentar con felicidad, no es fácil aprender a amarse. De hecho, solemos comenzar a hacerlo cuando algo nos hiere profundamente, lo habitual es que durante años maltratemos a nuestro Yo interior, boicoteándonos.

la falta de amor propio y la baja autoestima, alimentan los miedos, hemos de preferir metas que estén claramente por debajo de nuestra capacidad de desempeño. Por otro lado, mermará las posibilidades de salir de nuestra zona de confort, lastando así nuestro potencial.

Más amor propio

Cabe destacar que tener un alto autoestima o amor propio no es sinónimo de egoísmo, vanidad o soberbia. Lo realmente importante es estar bien con nosotros mismo y proyectar eso al exterior porque así seremos vistos y percibidos.

La falta de amor propio genera, desconocimiento de quién es y qué quiere, así como también produce tristeza, dependencia, inseguridad, desvalorización, descalificaciones, irrespeto, entre otros sentimientos, que no permiten crear relaciones sanas con nuestro entorno.

Solo si nos queremos y nos valoramos podremos generar relaciones saludables a través de las cuales lograremos ser personas que aman de verdad y que son amadas sin dependencias.

Cuantas más personas se conozca, más fácil será conocer a aquellas con las que se conecta, y que ven en nosotros cualidades que otros no veían. Alejemos de nuestras vidas todo aquello que sea toxico y afecte nuestros sentimientos, agreda o viole nuestros intereses. Para terminar, les dejamos esta bella cita, de un personaje icónicamente mundial.

 

Cuando me amé de verdad comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas, situaciones y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo. 

Hoy se llama… Amor propio

Charles Chaplin.

 

 

Cambia el clima y te persiguen los resfriados, un remedio natural para aumentar las defensas es incluir en la dieta probióticos naturales. No solo mantendrás alejadas enfermedades, también regularás tu estado de ánimo, tu peso y hasta la salud de tu piel.

En nuestro cuerpo hay muchas bacterias, pero es verdad que se asocian a microorganismos malvados que solo quieren enfermarnos. No te preocupes que también hay ‘bacterias buenas’ de hecho sin ellas no podríamos sobrevivir. Por eso es tan importante reforzarlas. Los probióticos Son organismos vivos que contribuyen al buen estado de salud del cuerpo humano.

Los probióticos son más bacterias ‘buenas’ que viven en el interior del organismo de forma natural y que ayudan al cuerpo en muchos de sus procesos naturales. son los que forman parte de la flora bacteriana del intestino o microbiota intestinal. Estos se ocupan, entre otros beneficios saludables, de mejorar la digestión, reforzar el sistema inmunológico y aumentar la absorción de nutrientes por parte del organismo.

Para reforzar la microbiota intestinal, mantener alejadas enfermedades, aumentar los niveles de energía, combatir infecciones, conservar una piel sana, reducir la inflamación y mejorar la absorción de nutrientes en nuestro organismo, existen alimentos que son considerados probióticos naturales. Estos son alimentos fermentados que contienen bacterias saludables que colonizan el organismo para conseguir una flora intestinal más fuerte y reforzada

los probióticos, a través de los mismos mecanismos que ejerce la microbiota, pueden promover un correcto funcionamiento inmunitario, ya que facilitan el aprendizaje necesario para una correcta protección frente a patógenos causantes de virus infecciosos.

 

Los probióticos y las alergias

En el ámbito de las alergias, cada vez es más frecuente, que en el mundo en general, los probióticos jueguen un rol determinante. Es que una de las formas de prevenirlas es con el fortalecimiento del sistema inmunológico, lo que se puede lograr a través de una buena nutrición y del uso de estos.

 

 

Beneficios de los probióticos para el organismo

 

El color en los alimentos como, las frutas y verduras generalmente se deben a sus componentes químicos naturales (fitonutrientes o fitoquímicos), que pueden implicar diferentes efectos positivos en nuestro organismo.

Bien se dice que comemos más por los ojos que por la boca, esto porque el color de los alimentos tiene un gran impacto en la elección de lo que comemos. Pero no solo debemos dejarnos llevar por nuestra percepción, si no que debemos pensar más en el aporte nutritivo que estos brindan a nuestro organismo.

La variedad de colores en los alimentos, es como tener un pequeño arcoíris en la mesa, entre más colores tenga nuestro plato, más vitaminas, minerales y beneficios, estarán enriqueciendo nuestros cuerpos.

A continuación, te contaremos acerca de los beneficios según su grupo de color.

Los de color rojo

Los alimentos e ingredientes rojizos, suelen tener propiedades antioxidantes y beneficiosas para el sistema cardiovascular y por ende para el corazón, contienen vitamina C, vitamina A, potasio.

Son alimentos ricos en carotenos, licopenos y flavonoides. Su color está presente en frutos como la fresa, la frambuesa, la granada, la uva, la cereza, la manzana roja, la sandía, y otros frutos como el pimiento rojo, el tomate o el azafrán.

 

Los de color amarillo

Los alimentos de tonalidades anaranjadas y amarillas ofrecen generalmente efectos positivos para la vista, también disminuyen el riesgo de cáncer de piel gracias a su contenido rico en betacarotenos, están cargados de vitamina C, vitamina A y potasio, además estimulan el sistema inmune.

En este grupo encontramos alimentos como las zanahorias, las patatas dulces o boniatos, el mango, el melón, los pimientos amarillos, albaricoques, calabaza, naranjas, limones, piñas o melocotones.

 

Los de color verde

 

Poseen altos niveles de potasio y vitamina K, protegen el corazón y ayudan en el proceso de coagulación de la sangre. Las frutas y verduras verdes también ayudan a mantener la salud de la vista, huesos y dientes fuertes. Las verduras de hoja verde de color más oscuro, deben su color a la clorofila y tienen la mayor concentración de antioxidantes y fibra.

 

Los de color Blanco

Son buenas para el corazón, los alimentos de la familia de las Liliaceae, como el ajo y la cebolla, contienen alicina, que puede ayudar a reducir el riesgo de presión arterial alta o colesterol alto. Tienen propiedades diuréticas, circulatorias, expectorantes y antibióticas.

Lo encontramos en alimentos como el ajo, el coco, el arroz, los champiñones, la cebolla, el puerro, el nabo y frutos secos como las nueces, almendras o avellanas.

 

Los de color morado y azulados

Tienen propiedades antioxidantes, estos alimentos previenen la pérdida de la memoria y son beneficiosos contra enfermedades como el cáncer, aumentan la función del sistema urinario, y promueven un envejecimiento saludable.

En este grupo encontramos alimentos como, los arándanos, moras, ciruelas, berenjenas, repollo.

 

Para hacer nuestra dieta más atractiva, no hace falta más que pensar, en un cambio tan sencillo como añadir color, a través de las frutas, verduras y otros alimentos, que promueven una buena salud.

Todas sabemos de la importancia de alimentarnos saludablemente, conocemos los beneficios que esto trae… y es el momento en que sabes que estás embarazada que se enciende un motor de búsqueda para todas aquellas opciones que te lleven a estar sana y saludable para tu bebe, de tal forma que tu cuerpo pueda ofrecerle los mejores nutrientes para su desarrollo.

Dentro de esa búsqueda resalta el alimentarte de forma adecuada, entonces si antes te hacía falta un buen motivo, pues ya tienes el mejor…si antes no encontrabas fuerza de voluntad, pues ahora tienes un motor que te recarga constantemente: tu bebe!.

Definitivamente este es el momento de alimentarte saludablemente… Y ¿qué pasa si te digo que sé cómo puedes potencializar esa nutrición? Y que además también puedes disminuir muchas de las molestias más comunes del embarazo. Y ¿qué pensarías si te digo que toda esta ganancia se la transmitirás a tu bebé? Suena poco real… lo sé; ahora, si a esto añado que no te significa consumir nada químico? ¿quieres saber más?… pues sigue leyendo…y te cuento!

¿Cómo sé que lo que buscas es lo mejor para tu bebé? Lo sé porque soy psicóloga, asesora en maternidad y crianza por más de 10 años, pero sobretodo soy mamá de dos hermosas niñas y durante mi embarazo hace 8 años, mi cabeza se mantenía constantemente en una pregunta: ¿esto le hace bien a mi bebé? Y ojalá hubiera sabido de esta opción, no hubiera dudado un minuto!.

Te cuento de qué se trata: “consumir probióticos durante el embarazo”, claro, ¿cómo no se me ocurrió!?… me quedé en tomarme el ácido fólico, los suplementos que recomendaba el doctor y comer saludablemente, y todo esto lo hubiera podido potencializar con los probióticos. Seguramente, en ese momento y ahora me preocuparía una cosa: sé que a todos esos productos le añaden químicos… y me he topado con uno al que NO! Se llama Vita Biosa… Te quiero contar los beneficios y ventajas que le he encontrado, te invito a que veas un LIVE grabado en mi cuenta de Instagram (@bettermom.ink) con Adriana Tafur, Gerente Comercial de la empresa en Colombia, sólo con el ánimo de compartir contigo, es de esas cosas que dices: “yo no sabía que existía y ahora que sé que existe no puedo ser egoísta y quedarme sin contárselo a todas las mamás”, es que sé que, como yo, tú también te tomas muy enserio el bienestar para tu bebé.

Te comparto algunos de los beneficios, empecemos por el hecho de que fortalece el sistema inmune: por estar embarazada el sistema inmunológico esta disminuido y esto significa una probabilidad más alta de contraer un virus como el de la gripa y si esto te pasa puedes desarrollar complicaciones graves, Vita Biosa ayuda
fortaleciendo el sistema inmune con las 8 cepas diferentes que tiene (6 más de las que en promedio tiene un yogurt). Por otro lado, te ayuda con uno de los malestares más comunes en el embarazo: agrieras, sensibilidad a algunos alimentos y gastritis, ya que apoya en la reducción de los malestares estomacales al potencializar la flora que necesitas, y he dejado para lo último, un beneficio que me enamora: aumenta la absorción de vitaminas y minerales, es decir que el tomar Vita Biosa regularmente te ayuda a que esos nutrientes de tu comida saludable se absorban mucho mejor y sí lleguen a tu bebe!

Al final, lo que termina por convencerme, es que no contiene azúcar (puede sonar superficial, lo siento) pero sé que piensas: “ya estoy subiendo de peso… no quiero agregar algo que me signifique más peso”, en segundo lugar, no contiene gluten ni lactosa personalmente conozco a muchas mamás intolerantes, o que por otras razones (p.e. disminución de alérgenos) deciden no consumir gluten y/o lactosa, y a eso se le suma la presentación líquida, que no necesita ser refrigerada, no es otra pastilla más a las que ya debes tomar… y cuadra perfecto para que no quite tiempo y puedas dedicarte a todas las otras cosas que trae un bebé en camino!.

Un abrazo, recuerda te dejo esta información porque se cuánto te preocupa que tu bebe se desarrolle sano y fuerte dentro de ti…

Maggie Pulido
Psicóloga Clínica
Asesora en Maternidad y Crianza
@bettermom.ink

Se ha comprobado que una buena alimentación ayuda a mejorar el sistema inmunológico, por ende no se tendrá muchas enfermedades. Muchos de estos alimentos poseen bastantes vitaminas y minerales que contribuyen a mejorar la respuesta del cuerpo ante diversas enfermedades o resfriados.

  1. Almendras

Este fruto seco contiene más fibra que cualquier otro similar, además son ricas en proteínas, vitaminas B y E, grasas saludables, hierro, calcio, fósforo. La vitamina E es esencial para el sistema inmunológico, es liposoluble lo que significa que necesita grasa para actuar de manera adecuada, también ayuda al crecimiento y a desintoxicar el organismo.

  1. Ajo

En la antigüedad se lo usaba para curar infecciones por su propiedad antibacteriana, antiviral y antifúngico, este alimento hace disminuir la presión sanguínea y retarda el endurecimiento de las arterias. Un componente del ajo es la “alicina” que ayuda a mejorar el sistema inmunológico.

  1. Pollo

Cuando uno está enfermo, los virus invaden tejidos del tracto respiratorio superior y el cuerpo responde provocando una inflamación, el cuerpo en respuesta se defiende generando la mucosidad. Por lo general siempre se toma la sopa de pollo, un alimento que combate los síntomas del resfriado y previene lo mismo. Además, el pollo detiene el movimiento de las células y evitan la aparición de mucosidad.

  1. Brócoli

El brócoli es una hortaliza que tiene el mayor valor nutritivo conocido, posee varias vitaminas como la A, C, B1, B2, B3 y B6, el tallo del brócoli tiene bastantes propiedades como antioxidantes y fibra, el brócoli posee un compuesto químico que estimula el sistema inmunológico, además combate los radicales libres que ayudan al daño de tejidos y contribuye al envejecimiento.

  1. Cítricos

Limones, naranjas, mandarinas, toronjas y todos los cítricos estimulan el sistema inmunológico gracias a sus grandes cantidades de vitamina C.

La vitamina C es un micro-nutriente reconocido un poder ante infecciones agudas, resfriados comunes y cuya efectividad sobre el sistema inmunitario ha sido estudiada.

Desde hace décadas, la comunidad científica ha puesto énfasis en la correcta alimentación, la nutrición y el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Los cítricos contienen además de la vitamina C, B6, Zinc probióticos, y minerales.

  1. Pescados grasos

Los pescados grasos como el salmón y el atún son ricos en ácidos grasos Omega-3 que ayudan a combatir la artritis reumatoide que ocurre cuando el sistema inmunológico ataca a una parte sana del cuerpo.

Además, los pescados protegen al cuerpo de bacterias, virus y hongos produciendo anticuerpos que bloquean y las expulsan, su aceite natural influye de manera positiva en el sistema inmune y explicó que las ingestas de pescados combaten los procesos inflamatorios, las erupciones cutáneas, la fatiga y la fiebre asociados a las enfermedades.

Los probióticos son bacterias vivas que se añaden a numerosos productos alimenticios, principalmente yogures y leches fermentadas. Y es que son capaces de “instalarse” en el intestino y actuar, junto con el resto de microorganismos que viven en él, como una barrera protectora frente a enfermedades características de la infancia, como infecciones respiratorias, alergias o diarreas. Los más conocidos son los lactobacilos y las bifidobacterias, que empiezan a colonizar la pared intestinal desde los primeros días de vida.

Recuerda que la principal finalidad de estos organismos vivos, es la de proteger. Si tu hijo ya tiene diarrea infecciosa no se le va a quitar con una dosis de probióticos, pero si generas el hábito de darle una dosis todos los días entonces sí puede ser muy benéfico, sobre todo si tiene intolerancia a la lactosa, diarrea o propensión a los problemas gastrointestinales.  Estos productos son para consumir cuando estás sano, no como una manera de atacar alguna enfermedad, eso es súper importante de entender.

¿Qué enfermedades ayudan a prevenir?

El cuidado de la salud comienza desde casa. Conoce cómo, a través de sencillos consejos, mejorarás la salud en el hogar y la calidad de vida de tu familia.

A veces pensamos que las enfermedades y los males en general son producto de la contaminación en la ciudad, el estrés del trabajo y los malos hábitos. Sin embargo, muchas enfermedades son causadas por malas costumbres, higiene pobre y el hecho de que ignoramos ciertos cuidados importantes en nuestra propia casa. Sigue estos consejos para cuidar la salud en el hogar y mejorar la calidad de vida de tu familia.

1. Limpia los alimentos:

Más ahora en estas épocas de COVID-19, es importante mantener los alimentos limpios. Hervir las verduras o limpiar con cloro los empaques que se adquieren en la tienda.

2. Lavarse las manos:

Este es un hábito que debemos hacer siempre que vayamos a manipular alimentos, ya sea para prepararlos o para comer. También es importante hacerlo luego de jugar con las mascotas y, sobre todo, inmediatamente antes de volver de la calle.

3. Limpieza general

Ten en cuenta que al salir de casa podemos traer de vuelta muchas bacterias. Es importante mantener un espacio para dejar los zapatos cuando se entra a casa. También se recomienda dejar la ropa sucia en una zona de lavado para que sea desinfectada y limpiar los objetos como celular, llaves, billetera con alcohol en gel o cloro. Recuerda que la salud de la familia depende de todos.

4. Mantén las ventanas semiabiertas:

Aunque tengan frío, para que el viento ventile la casa. El aire fresco ayuda a mejorar la respiración y, como plus, la luz solar es un purificador natural de ambientes. Sobre todo si pasamos mucho tiempo en casa es necesario respirar aire fresco.

5. Cuida la alimentación:

Una buena alimentación es fundamental para mantener las defensas fuertes. Evita las gaseosas en el almuerzo y en la cena. No pidan comida rápida cuando no hay tiempo para cocinar. Recuerda que las personas con defensas bajas son más propensas a contraer alguna enfermedad y tener complicaciones como con el coronavirus (COVID-19)

6. Controla la humedad de tu hogar:

La aparición del moho empeora las alergias, el asma, la gripe, causa rinitis y enfermedades respiratorias. La humedad es la principal causa del moho y puede evitarsecomprando deshumidificadores o ventilando mejor.

7. Conversen y pasen tiempo juntos:

La salud mental también es importante, estrechar lazos entre los miembros de la familia generará tranquilidad y bienestar. No todo es celular o computadoras, recuerda que existen muchos juegos de mesa como monopolio, ludo o bingo que pueden unir mucho a los miembros de la familia y hacer pasar un gran momento entre todos. Si hay niños en casa, te invitamos a visitar nuestra nota «Aprovechar el tiempo con tus hijos en casa»

8. Inviertan en salud:

No acostumbres a pasar por alto enfermedades leves de tus seres queridos como una gripe o fiebre casual. Estos males afectarían al resto de la familia o empeorarían con el paso de los años.

9. Fomenta la bebida de líquidos:

La calidad de vida aumenta si todos toman abundante líquido (por lo menos ocho vasos de agua al día) en casa. Fomentar buenos hábitos como este entre los miembros del hogar es vital.

10. Fomenta el deporte 

Es importante hacerlo con todos los miembros de la familia: Tú puedes correr al levantarte, matricular a tus hijos en algún deporte y los adultos mayores aumentar la actividad física.

El deporte en casa también es una opción. Considera hacer estiramientos para empezar el día, si te gusta cargar algo de peso, puede conseguir unas mancuernas para entrar en calor o hacer algunas flexiones de abdomen. Recuerda que tanto la mente como el cuerpo deben estar sanos.

12. Presta atención a los problemas psicológicos:

Si solo estás preocupados por la salud física cometerás un grave error. La depresión, ansiedad o estrés tanto de los más pequeños como de los mayores es un tema serio a considerar.

La flora intestinal del ser humano está constituida por más de 400 especies diferentes, la mayoría de ellas anaerobias estrictas, que establecen una relación simbiótica con el ser humano a nivel intestinal. Cada bacteria que se instala en el intestino humano lo hace en una zona definida y estable, en la cual se queda en forma permanente, desarrollando una asociación íntima con el epitelio de la mucosa; esto se relaciona con las funciones que cumplirá a lo largo de la vida, según el segmento en que se ubique cada especie. Esta flora mantiene un equilibrio estricto, regulado por factores de secreción, presión de oxígeno, gradiente de nutrientes y peristaltismo, los que en conjunto determinan los cambios que va sufriendo la flora, en la cual coexisten bacterias autóctonas y transitorias.

Probióticos y prebióticos

Un probiótico se define como “una preparación o producto que contiene microorganismos definidos, conocidos, vivos y en cantidad suficiente para alterar la flora en alguno de los compartimentos del huésped, produciendo efectos beneficiosos sobre la salud”. Sin embargo, algunos microorganismos probióticos tienen efectos sobre el huésped sin modificar la flora intestinal, sino a través de efectos enzimáticos directos que mejoran el trofismo de la mucosa; en ese caso se dice que existe un efecto probiótico secundario. Lo mismo puede ocurrir por el efecto de inmunomodulación que ejercen los probióticos, sea a nivel intestinal o en otros sistemas del organismo.

Los probióticos pueden estar en alimentos con apariencia similar en sabor y otras características a alimentos genéricos, que no necesariamente contienen probióticos. Por ejemplo, no todos los productos lácteos fermentados son probióticos, sino sólo aquellos a los que se ha adicionado estos microorganismos, con lo que obtienen un valor agregado que no existe en los productos corrientes; por lo tanto, no todos los productos tipo yogur, leche cultivada o alimentos acidificados con bacterias lácticas tienen un efecto probiótico. Para conseguir este efecto se deben excluir los microorganismos muertos, ya que en gran cantidad de investigaciones se ha demostrado que para ejercer su efecto deben estar vivos. Se ha atribuido algunos efectos beneficiosos locales a las paredes bacterianas de algunos probióticos, pero estos efectos son de menor cuantía.

Existen varias características de los probióticos que permiten su uso en seres humanos:

Mecanismos de acción de los probióticos

Entre los mecanismos de acción que se atribuyen a estas bacterias, que las diferencian de otras y permiten que se puedan utilizar como probióticos, el primero es la modificación de actividades enzimáticas intraluminales, por aumento de lactasa y glicosidasa o inhibición de otras enzimas como la nitroreductasa, que se ha asociado a la aparición de cáncer de colon.

Otro mecanismo importante es la competencia por nutrientes y sitios de adhesión a la mucosa; algunos probióticos adhieren en su superficie bacterias patógenas, favoreciendo su eliminación por el peristaltismo, lo que impide que se unan a la pared intestinal y reduce la posibilidad de que puedan provocar daño.

Un tercer mecanismo es la producción de sustancias bactericidas o bacteriostáticas, como los ácidos grasos de cadena corta, cuya producción aumenta frente a la presencia de ciertos probióticos que cambian el pH; además, estos ácidos grasos sirven como combustible para la célula dañada, lo que favorece la recuperación de la mucosa intestinal en caso de diarrea. De la misma manera, el agua oxigenada (H2O2) y las bacteriocinas, o péptidos susceptibles a las proteasas, pueden cambiar el medio y hacerlo inadecuado para el crecimiento de bacterias patógenas.

El mecanismo más importante en este momento, porque es el foco de las principales líneas de investigación clínica, es la estimulación del sistema inmune y la inmunomodulación por parte de los probióticos. Es posible que cada probiótico provoque una respuesta inmune diferente, local o sistémica, celular o humoral; es muy importante determinar esta especificidad de respuesta, para establecer con un criterio adecuado el tipo de población en que se va a utilizar cada alimento o medicamento que contenga probióticos.

Productos que contienen probióticos

Para que se reconozca que un alimento contiene probióticos, se deben cumplir varios requisitos:

En la actualidad, los probióticos se encuentran en el mercado: principalmente en productos lácteos fermentados, como yogur, leches fermentadas y cultivadas y quesos; en algunos productos vegetales fermentados, como aceitunas, chucrut, soya y cereales; en algunas carnes o pescados fermentados y salchichas; en bebidas alcohólicas, como vino, cerveza, sidra y otras bebidas, por lo general artesanales; y en el gran grupo de los liofilizados, sea como medicamentos o como suplementos nutricionales.

Abrir chat
Set your categories menu in Theme Settings -> Header -> Menu -> Mobile menu (categories)
Scroll To Top
Facebook Instagram YouTube