Noticias

Probióticos vs Prebióticos. Todo lo que debes saber

Es fascinante el tema de los microorganismos, estos billones de microscópicas bacterias que viven en el intestino y sus beneficios para el ser humano, es cada vez más frecuente escuchar que necesitamos de probióticos y prebióticos o una mezcla de los dos, para beneficiar a nuestro organismo y atacar muchas de las enfermedades que nos aquejan frecuentemente debido a el estrés, los malos hábitos alimentarios o el abuso de antibióticos y otros medicamentos, que ocasionan desequilibrio en la flora intestinal.

La combinación de prebióticos y probióticos es una buena solución, sin efectos secundarios, para mejorar la salud intestinal y por ende la salud en general. Pero sabemos que papel cumple cada uno de ellos o cuáles son sus funciones, beneficios y ventajas que prestan su consumo.

Para entender cómo funciona cada uno, cabe mencionar que hay dos maneras de mantener en equilibrio la flora intestinal: la primera es ayudando a que crezcan los microbios que ya están allí, alimentándolos (prebióticos) y la otra añadiendo microbios vivos de manera directa a tu organismo (probióticos).

 

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son aquellos alimentos que contienen sustratos que trabajan como fertilizante, estimulando el crecimiento de bacterias sanas en el intestino, nutriendo la flora intestinal, se encuentran en muchas frutas y verduras, especialmente en aquellas que contienen carbohidratos complejos, que no pueden ser digeridos por el cuerpo, como la fibra y el almidón resistente, al no poder ser digeridos, por las enzimas del intestino delgado se convierten en alimento para las bacterias, cuando pasan al intestino grueso, en el que pueden estimular selectivamente el crecimiento de bacterias beneficiosas, como las bifidobacterias y Lactobacillus.

Los prebióticos, aunque pueden consumirse a través de suplementos, tiene una larga lista de alimentos naturales en su haber, espárragos, alcachofas, cebollas, ajo, plátanos, cereales como, la avena, el trigo, la cebada, la soja, y productos como la miel, son algunos de estos alimentos.

 

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos (bacterias vivas buenas) que proporcionan beneficios para la salud, ayudan a mantener el equilibrio de la flora intestinal, mejorando la digestión y estimulando el sistema inmune. Al igual que los prebióticos puede consumirse en suplementos o de manera natural siendo esta última muy beneficiosa.

El yogurt es probablemente el alimento probiótico más común, se obtiene fermentando la leche con diferentes bacterias que quedan en el producto final. Otros alimentos fermentados por bacterias, como el chucrut, la kombucha y el kimchi, también son buena fuente de probióticos.

Cuando tomes un probiótico, investiga cuál es su origen, si es natural y si no contiene algún elemento que posea contraindicaciones, además debes fijarte en la cantidad de cepas (bacterias vivas) que posee y en que concentración se encuentran estas bacterias en el producto, así sabrás si estas ingiriendo la cantidad de probióticos correcta, para ayudar a tu cuerpo.

Vita Biosa un Probiótico Natural.

Si lo que quieres es consumir probióticos de manera habitual, esta bebida probiótica fermentada es una excelente opción, Vita Biosa no tiene conservantes, ni azúcar, es libre de lactosa y gluten, al ser natural no hay ningún tipo de contraindicación y puede ser consumido por niños adultos y madres en gestación.

Sus 8 cepas probióticas vivas (bacterias buenas), más los ácidos lácticos y el extracto de 19 hierbas medicinales, la convierten en una bebida extraordinaria que trabaja de forma casi inmediata en nuestro intestino, equilibrando la microbiota intestinal, reforzándola y evitando que patógenos y agentes toxico se implanten en él, y nos enfermen.

Vita Biosa promueve, además, la correcta absorción de los nutrientes y la producción de vitaminas en el organismo, elevando el sistema inmune de forma natural.

Vita biosa sin conservante

Vita Biosa te ayuda a:

  • Equilibrar la flora intestinal.
  • Mejorar la digestión
  • Prevenir y combatir la gastritis.
  • Combatir el síndrome de colon irritable.
  • Prevenir las alergias producidas por alimentos.
  • Mejorar el estado de ánimo.
  • Regular el azúcar en sangre.
  • Reforzar el sistema inmunitario.
  • Minimizar las alergias respiratorias.
  • Elevar la producción de vitaminas.
  • Promover la correcta absorción de los nutrientes.
  • Contrarrestar la diarrea, los gases y la acidez.

 

Para concluir, te invitamos a cuidar de ti y de tu familia, incluyendo 30 ml de Vita Biosa en tu rutina diaria. Empieza a notar los cambios en tu organismo de manera casi inmediata.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *