Noticias

Malestares intestinales: síntomas que pueden mejorar con ayuda de probióticos

El uso más común de los probióticos es para tratar síntomas y molestias de origen intestinal. De hecho, los probióticos han demostrado su mayor eficacia en el tratamiento de la diarrea aguda y de la pouchitis (que es la inflamación del reservorio en pacientes con colitis ulcerosa operados). De manera general, los probióticos han demostrado ser eficaces en la diarrea del viajero (tanto en la prevención como en el tratamiento), en la diarrea asociada al uso de antibióticos y en la diarrea aguda en niños.

En estas situaciones concretas, parece estar claro el uso de los mejores probióticos. Sin embargo, existen muchos síntomas intestinales asociados (o no) a un síndrome del intestino irritable, y muy frecuentes en la población, que motivan un gran número de consultas médicas y que limitan la calidad de vida de aquellas personas que los padecen. Muchos de estos síntomas se presentan simultáneamente y están interrelacionados entre ellos pero siempre hay alguno que predomina más sobre el resto.

¿Qué síntomas intestinales pueden mejorar con la toma de probióticos?

Los síntomas intestinales más frecuentes son el dolor abdominal, la distensión abdominal, la flatulencia, la diarrea y el estreñimiento.

Dolor abdominal

El dolor abdominal asociado a un síndrome del intestino irritable es aquel de características punzantes, como un cólico y que se asocia en muchas ocasiones a la sensación de distensión abdominal y mejora parcialmente tras ir al baño. El dolor es unos de los síntomas que mejora en un porcentaje más elevado de pacientes con la toma de probióticos en la mayoría de estudios publicados. También son un buen tratamiento para colon irritable.

Hinchazón abdominal (distensión abdominal)

Se define como la sensación de hinchazón abdominal en relación a la cantidad de gas intestinal que se ingiere y que se produce y no se elimina. La distensión abdominal es un síntoma muy frecuente que puede ir acompañado de dolor, especialmente en casos de inflamación intestinal. Algunos cambios en la dieta para disminuir la cantidad de productos fermentables pueden ayudar a mejorar esta sensación. Algunos probióticos han demostrado disminuir la distensión abdominal.

Diarrea

La diarrea se define como el aumento de número de deposiciones en cantidad y/o la disminución de la consistencia de éstas. La diarrea ocasionada por virus o bien la diarrea asociada a la disbacteriosis por la toma de antibióticos mejoran con la toma de probióticos. La diarrea crónica asociada a un ritmo intestinal acelerado puede mejorar parcialmente con la toma de probióticos pero, sobre todo, por los prebióticos (fibras no digeribles) asociados al probiótico que dan consistencia a las heces y evitan que sean tan líquidas. También podemos tomar probióticos como tratamiento para la diarrea del viajero, como prevención para evitar que aparezca cuando estamos de vacaciones o hemos variado nuestra dieta.

Flatulencia

Se define como la excesiva expulsión de gas intestinal asociada a un cúmulo de gases. Este síntoma se asocia con mucha frecuencia a la distensión abdominal. Sin embargo, algunos medicamentos que mejoran la distensión aumentan la flatulencia. Los probióticos pueden mejorar la flatulencia y ayudar en como eliminar los gases, aunque la asociación de un cambio en el tipo de dieta puede favorecer que la respuesta al probiótico sea mucho mejor.

Estreñimiento

El estreñimiento se define como la falta de regularidad en el ritmo intestinal que puede implicar presentar menos de tres deposiciones a la semana o bien un esfuerzo excesivo para que la defecación sea efectiva o deposiciones duras o caprinas. Puede ir acompañado de dolor abdominal y sensación de distensión abdominal y flatulencia, así como la aparición de divertículos. Los prebióticos asociados a los probióticos pueden aliviar este síntoma dado que aumentan el volumen de las heces mejorando parcialmente alguna de las posibles causas del estreñimiento.

Fuente: Lactoflora.es/Miriam Mañosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *